MagzNetwork

La estructura de nuestro ser-quehacer

Publicadas por trespatas | 11:53 a. m. | | 0 comentarios »

" Causa y Efecto "


Fotografía de Marco Antonio Sepúlveda


El hacer es consecuencia lógica del saber, y el saber es consecuencia lógica del querer, y el querer es consecuencia lógica del ser.

Somos parte de la naturaleza de las cosas y por lo tanto somos el todo y la nada de la naturaleza de las cosas.

Comúnmente creemos que "somos" la naturaleza y que tenemos el poder de cambiar toda esa estructura de la misma.
La arrogancia, la prepotencia nos hace ser cada día más débiles y por lógica más propensos a la autodestrucción.
Como consecuencia de nuestro actuar hemos creado múltiples directrices que nos alejan de nuestro entorno y de nosostros mismos.

Hacemos énfasis en nuestra individualidad y creemos que acentuando la misma encontraremos nuestro propio yo interior (algo bastante poco conocido y difícil de evaluar), pero cuan equivocados estamos ya que cada vez nos alejamos más de nuestra esencia humana.

Hemos inventado una infinita metralla de información y por sobre todo de desinformación para justificar todo lo que somos y hacemos.

Nuestros actos en general según el concepto occidental de vernos a nosotros mismos,no tienen consecuencia o castigo( palabra que está "castigada", en estos momentos), y por lo anterior buscamos encontrar la justificación necesaria por intermedio de varios inventos occidentales, aquí una muestra de dos ;

" El perdón de los pecados"

" La sicología"

El primero es la religión occidental que ha sido y es adaptable a nuestros cambios sociales y por sobre todo nuestros vicios sociales.
Dios perdona todo y siempre que cometamos un pecado "Dios nos perdona".
Esta frase del cristianismo ( "Jesús fue crucificado por nuestro pecados"), deja establecida la conducta a seguir en los 2000 años siguientes.
Los llamados seres humanos cristianos ( sin que la mayoría no tenga la menor idea que es la humanidad), no asumen las consecuencias de sus actos debido al infinito perdón de su "pecados".
Difícilmente podrá el individuo crecer interiormente, si no se hace cargo de las responsabilidades que le corresponde y por ende las consecuencias de las mismas.

Por otro lado la sicología fue la panacea del siglo XX y continúa siéndolo.
Es la justificación no religiosa o mística del asunto, lo acepta todo.
Es lo mismo que el cristianismo pero para los occidentales que no creen en Dios.

Actuamos mal, hacemos diariamente daño y jamás se asume la responsabilidad de los actos cometidos.

La culpa o consecuencia de lo que somos la tienen;

Nuestros Padres, que no fueron lo "suficientemente afectuosos" o al contrario que fueron exagaredamente afectuosos".

"Fue un niño golpeado".

La sociedad no nos "dio la oportunidad".

"El medio ambiente está contaminado y no es propicio para las y los niños".

Y así podemos seguir enumerando frases y hechos para justificar nuestros actos.

No significa que esos actos no se cometan y que también parte o todo sea consecuencia de ello, pero tampoco podemos seguir eternamente lamentándonos de lo que no va cambiar, por el contrario está dentro de nosotros la fuerza del cambio y ser dueños de nuestro futuro y lo que deseamos que este sea.